Modalidad de masaje para la evacuación de líquidos

El sistema linfático es el encargado de evacuar aquellos líquidos que el sistema venosos no puede. Un mal funcionamiento del mismo desencadena problemas tan comunes como: edemas, linfedemas, retenciones de líquidos…

La fisioterapia también te ayudará en este campo con técnicas específicas que actuarán de una manera indirecta sobre la circulación linfática, favoreciendo el vaciamiento y reabsorción de líquidos y desechos de los tejidos y favoreciendo la salida de toxinas de la zona lesionada. Así, lo que el drenaje linfático manual consigue es: “una activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de liquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y optimizar su evacuación”